Dedica un momento a tus conversaciones

A veces, en una sola conversación de menos de dos horas aprendes más cositas que en toda una semana. Así es como funciona, tenemos que estar predispuestos a abrirnos a los demás sin miedo, fiel aliado en algunos casos. Predispuestos a encontrar un momento y compartir en paz con otros.
Muchas veces estamos tan ocupados con las tareas del día a día que olvidamos conversar, algo tan sencillo como comunicarse con otra persona.
Conversar, es mucho más que hablar y también implica escuchar y aprender.
Conversar es una herramienta básica y al abasto de todos para seguir aprendiendo de uno mismo y de los demás.
Te sorprenderás de lo que puedes llegar a descubrir en una interesante conversación.
Uno solo, puede enseñarse muchas cosas, pero tener alguien con quién hablar, debatir, intercambiar y juzgar puede ser beneficioso para conocer partes de nosotros mismos que no conocíamos o no queríamos reconocer.
Personalmente no creo que sea una cuestión de saber mucho o no saber nada, sino de tener esa curiosidad inquietante por saber más y llegar a entender como otros pueden pensar y analizar un mismo tema, circunstancia o reto en tu vida.
“Compartida la vida es más”, un dicho del que soy defensora, porque considero que es verdad. Cuando compartes tus alegrías con otros, estas se multiplican y cuando tratas tus problemas se dividen, y se suman las variantes para poder solucionarlos.
Esta claro que es muy fácil decirlo, pero compruébenlo por ustedes mismos y reflexionen sobre sí realmente es verdad que se múltipla o dividen una vez compartidas.
Con esto no estoy diciendo que necesitemos de los demás para vivir pero si que necesitamos de otros para vernos a nosotros mismos desde otro enfoque o perspectiva.
Cada persona que pasa por nuestras vidas, nos impacta de una forma u otra en nuestro crecimiento personal y trayectoria por este mundo. Cada una de ellas tiene una misión distinta. Algunas se quedan y otras se van, pero creo que con una de las cosas que debemos quedarnos, son con las conversaciones hemos tenido con cada una de ellas. Aquellas cortas o largas charlas que han aportado un pequeño granito al montón del aprendizaje.
Les ánimo a que compartan sus alegrías y sus tristezas. Les animo a que conversen con personas que acaban de conocer o de las que saben poco, como por ejemplo, el conductor del autobús con el que vas cada mañana, la profesora de historia que te da clases los lunes, el compañero de trabajo, el camarero que te sirve en tu restaurante favorito, tu papá con el que convives, pero tal vez no conversas, tu hermana de la que sabes bien poco y duerme en la misma habitación, con aquella amiga que conociste años atrás etc.
Ábrete y descubre que tu también causas un impacto en cada una de ellas. Conversa y dedícate un momento a ti a otros. Verás como pueden servirte de espejo, de la misma manera que lo puedes ser tu para ellos.
No esperes que sean ellos quién vengan a ti, porque tal vez nunca se atrevan. Lánzate sin miedo, vive como quieras. Sólo tu tienes el poder que reside en ti des del principio de los tiempos, sorprendente al hablar con otros.

Mis mejores deseos,
Laura

20140815-234125-85285013.jpg

Advertisements

One thought on “Dedica un momento a tus conversaciones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s